Hola, Soy Selene Pinto Y esta es mi página Bienvenido Encontrarás narraciones de mitología con un panda ¡Porque todos amamos a los pandas!

Hola, Soy Selene Pinto|Y esta es mi página| Bienvenido | Encontrarás narraciones de mitología con un panda | ¡Porque todos amamos a los pandas!

Un panda influencer en Bolivia

Pandilievers, salí en un reportaje especial de Los Tiempos donde me entrevistaron como "influencer". Lo vieron? Mil gracias a Fabiola Chambi por considerar que mi presencia en redes sociales es digna de ser publicada en esta nota!

Les dejo el link y además mi entrevista completa ;)

https://lostiemposdigital.atavist.com/youtuberseinfluencers



¿Te consideras una influencer?
Soy una persona que ama las redes sociales, recuerdo haber tenido dedicación desde MySpace y Hi5 pero nunca lo hice pensando en una “presencia online”. Simplemente tuve movimiento en todas ellas, siempre manejé todas ellas con cariño y respeto a la gente con la cual interactúo y creo que debo mi influencia a ello. La verdad no me di cuenta de mi impacto hasta que me presentaron como influencer para una actividad hace un tiempo. Claro, soy influencer si tomamos en cuanta mis estadísticas pero también me gusta saber que soy una media maker, una persona que crea contenido único y específico para redes sociales, mi producto “Mitología con un Panda”.

¿En qué redes sociales tienes presencia? ¿Cuántos seguidores?
Tengo cuentas en las redes sociales de más alto ranking; redondeando en mi fanpage de Facebook tengo 7K seguidores, Twitter 9K, Instagram 8K, Pinterest 4K, unas 1500 en LinkedIn y en Snapchat 600 aproximadamente. Mi web es mi repositorio al igual que mi Youtube, pero no les hago tanto seguimiento. Incluso salí una vez como recomendación en la primera página de Ghostcodes, una app de snapchatters donde me categorizaron como storyteller. Es todo un mundo esto de las redes sociales!

¿Cómo te iniciaste?
Empecé usando snapchat como cualquiera durante mi viaje a Beijing y Dalian, mostrando cosas que me parecían raras en esas ciudades. Luego mi amiga Karen Joup Heredia me animó a contar historias de mitología en mi snapchat y un día decidí hacerlo (por flojera de vestirme) con un traje de panda que me traje justamente de China. Mis redes sociales reventaron ese día, todos me decían ya “panda” y de repente tuvo sentido. Sin darme cuenta estaba haciendo videos semanalmente y la gente me pedía más. Ahora tengo fanpage hasta de Bam Boo, el panda de peluche que me ayuda a relatar las historias que piden mis pandilievers.

¿Cuál es el tipo de audiencia que tienes?
Millennials como yo, gente que tiene preferencia por lo auténtico e innovador. Nos inclinamos por lo que no es tradicional, relacionamos el placer con el trabajo, somos multitask y amamos viajar, conocer cosas nuevas, vivir experiencias diversas. No podemos vivir sin el celular y nos encanta interactuar siendo partícipes con lo que se produce en Internet.

¿Qué contenidos difundes en la red?
Mi pasión hacia los relatos, la narrativa y el valor de contar historias. Soy profesora de mitología, entonces las redes me dieron un espacio para compartir mi pasión fuera de las aulas. También comparto actividades personales, ocurrencias y lo que me llama la atención. De acuerdo a cómo responde la gente modifico mis contenidos, por ejemplo, si les causa gracia mi asociación con los pandas pues la refuerzo. Jamás cuelgo negatividad ni críticas, suelo ser muy positiva y procuro inspirar a la gente con mis mensajes. Guardo mi opinión política, religiosa y lo que sea que genere controversia para mi vida off line.



¿Cuál es tu característica principal o tu sello?
¡Los pandas! Son una metáfora de la amistad, la travesura, la ternura y me recuerdan a mi beca en China. Desde entonces que mis seguidores me dieron el apodo de “panda”, se pusieron el nombre de “pandilievers” y hasta nombraron a mi panda de peluche como Bam Boo Ling exigiendo que conozca Bolivia. Le hice un Instagram propio que ya tiene 400 seguidores en tres semanas y 1050 fans en Facebook en menos de un mes. Son los seguidores quienes moldean nuestras historias juntos.

¿Cómo ves el movimiento de influencers en Bolivia?
No existen influencers, pero sí gente famosa con influencia que no crea nada nuevo. Quienes generamos contenido propio somos tres locos gatos y sólo conozco el caso comercial de Bárbaro en Santa Cruz. Cada vez que puedo intento animar a mi gente, ahora las redes nos permiten un espacio creativo infinito.

¿Tienes algunos referentes en el país o a nivel internacional?
Internacional, sigo mucho a gente como Shonduras, Tristan Tales, Casey Neistat, Sallia Goldstein, generalmente “storytellers”, gente creativa que se divierte con las redes para contar historias.

¿Cuál es el objetivo de ser una influencer? ¿Cuál es tu meta?
Los influencers buscan llegar a mucha gente con sus mensajes, algunos con el objetivo de hacer dinero con ello. Yo quiero inspirar a la gente para que reflexione con los cuentitos que relato, que conozca datos curiosos sobre leyendas y se divierta con los mitos que generalmente parecen algo pesado. Además, quiero poner en práctica mi conocimiento. Con el paso de estos seis meses con el proyecto de Mitología con un Panda pensé que es absurdo ser comunicadora con tanto conocimiento en storytelling y no hacer un producto transmedia en mis redes sociales teniendo tan buena presencia. Mis 17 años de experiencia en TV nacional e internacional no se comparan con estos seis meses divirtiéndome en redes sociales con un producto loquísimo que no tendría espacio en ningún medio masivo.

Share this:

CONVERSATION

0 comments:

Publicar un comentario