Hola, Soy Selene Pinto Y esta es mi página Bienvenido Encontrarás narraciones de mitología con un panda ¡Porque todos amamos a los pandas!

Hola, Soy Selene Pinto|Y esta es mi página| Bienvenido | Encontrarás narraciones de mitología con un panda | ¡Porque todos amamos a los pandas!

La muerte le llegará desde el mar: Ulises retorna


Les comparto las diapositivas de la sesión en la que narré los problemas que tuvo Ulises cuando volvió a Ítaca. Las fuentes se encuantran en mi presentación :)

El perro de Ulises, Argos, fue el primero en verlo llegar a su tierra. Luego de contemplarlo, el can cayó muerto por la vejez. Ulises se refugió en una pocilga confesando lo ocurrido a su porquero quien difícilmente lo reconoció tras 20 años de ausencia. Llamó al príncipe Telémaco, quien muy alegre recibió a su padre con discreción.

Le dijo que el lugar estaba lleno de hombres que como buitres esperaban el momento para tomar el trono por la fuerza. Penélope había organizado una prueba definitiva para decidir quién tomaría el lugar de su esposo; el pretendiente capaz de hacer pasar una flecha por ocho aros y dar en el blanco (como sólo su marido podía hacer) sería coronado el nuevo rey de Ítaca.

Ulises, disfrazado, logró atravesar la prueba y luego de hacerlo atacó a los hombres junto a su hijo y con la ayuda de la diosa Atena destruyó a todos los presentes. Penélope despertó y dijo que si el hombre era de verdad su esposo, pues ella debía mover la cama nupcial. Ulises se rió, pues esto era imposible; la cuarta pata de la cama era parte de un árbol sobre el cual se había edificado el palacio. Inmediatamente la reina estuvo segura de que era él y lo besó mucho.

Ulises pasó la noche con ella, pero sabía que a la mañana siguiente debía conversar con Laertes, su padre, para contarle todo lo ocurrido. Luego de hacerlo reunió fuerzas para terminar definitivamente con los traidores a la corona. Sin embargo, ellos era jóvenes y ágiles por lo cual Atena tuvo que borrarles la memoria para traer paz nuevamente a Ítaca.

Pasaron años de dicha hasta que un buen día Ulises decidió partir, pues extrañaba las aventuras en el mar. Así es que, se cree, cumplió la profecía de encontrar la muerte en el mar.



Share this:

CONVERSATION

0 comments:

Publicar un comentario